Buscar

Reseña: Claraboya, de José Saramago. En todas las almas y casas hay un interior escondido.



ÍNDICE

- Introducción, la novela perdida y encontrada

- De qué trata

- Mi reseña

- Breve biografía del Saramago

- Bibliografía destacada de Saramago



INTRODUCCIÓN: LA NOVELA PERDIDA Y ENCONTRADA


Como explica en el prólogo del libro (escrito por su mujer, Pilar del rio), Saramago presentó originalmente Claraboya para su publicación en 1953, cuando tenía 31 años. Pero el editor extravió el manuscrito y nunca respondió. Cuando las páginas finalmente reaparecion 50 años después, Saramago optó por esconder la publicación hasta su muerte. Claraboya se publicó en 2011, un año después de que Saramago muriera a causa de la leucemia, y casi 60 años después de haberlo escrito.

En este artículo te explico por qué vale la pena leer esta novela (¡SIN SPOILERS!)

--> Este libro pertenece a mi lista: Mis libros favoritos y reseñados de Bookshop.org, si compras el libro desde ahí apoyarás a las librerías independientes españolas.

Mi puntuación de 0 a 10 está al final del artículo.


Claraboya, edición de bolsillo formato grande de Alfaguara, josé Saramago

DE QUÉ TRATA


Claraboya nos narra las vicisitudes de las vidas de varios habitantes de clase trabajadora de un bloque de pisos, que viven tan cerca unas de otras que cada aspecto de sus vidas es parcialmente presenciado por los demás.

Está Silvestre, un anciano zapatero que sirvió en la Primera Guerra Mundial y su rotunda esposa. Se han visto obligados, por cuestiones económicas, a alojar como huésped a un joven, Abel, lector voraz, que tiene más o menos la edad que tenía Saramago cuando escribió este libro, entre otras muchas similitures con el autor. A pesar de las primeras aprehensiones, Silvestre y Abel se hacen rápidamente amigos y entablan largas conversaciones sobre la naturaleza del amor, el propósito de la vida y sobre política.


Frase sobre Justina, personaje de Claraboya, novela de José Saramago

En el edificio también viven un par de hermanas solteronas, como se las habría llamado entonces, Adriana e Isaura, que escuchan a Beethoven a todo volumen mientras cosen, casi como si usaran su amor por la música como sustituto del sexo. Después de leer a Diderot, Isaura se excita mientras duerme junto a Adriana de tal manera que, “como limaduras de hierro atraídas por un imán, la boca de Isaura se fijó en el hombro de Adriana”.

Conocemos también a un vendedor, Emilio y su esposa española, quienes tienen un matrimonio difícil, infeliz y cargado de tensiones crecientes y que usan a su hijo pequeño como arma emocional entre ambos.

En otro apartamento vive una joven mecanógrafa que tiene un jefe con el que tiene tensiones sexuales. También están Justina y su marido Caetano, que se enfrentan a la memoria de la pérdida de una hija.


MI RESEÑA


Claraboya brilla en pequeños momentos que subrayan la terrible inanidad de una existencia común y los compromisos que hacen las personas para vivir juntas. Sus pequeñas tragedias e ineficacias dan a cada uno de los habitantes de Saramago una cualidad atemporal; aunque el libro fue escrito hace 70 años, casi todas las tribulaciones de los personajes se sienten como actuales. El libro es como un suave susurro al oído del lector.

En mi opinión, es uno de los libros que mejor describe la soledad de las personas que, aún viviendo pegadas unas a otras, no encuentran satisfacción en las relaciones personales, de las que se sienten de alguna forma prisioneras.


De escritura minuciosa y paciente, esta novela de narrativa retrata con maestría una época marcada por la desesperanza. Anticipa de un modo deslumbrante los elementos y las virtudes que luego fueron las semillas de tantas obras maestras de autor.


Epígrafe de Claraboya, en la contraportada de la novela de Saramago, escrito por Raul Brandao

Como dice su epígrafe, del escritor portugués Raúl Brandão: “En todas las almas, como en todas las casas, además de fachada hay un interior escondido.” El interior en cuestión es el desamor y los sueños de los humildes habitantes del edificio, quienes están atrapados en “el silencio inquisidor del pasado que les observa y el silencio irónico del futuro que les espera”.


En la novela, Saramago se atrevió a incluir algo tan provocador como el amor entre dos mujeres, en el Portugal de los años 40, durante la dictadura de Salazar. Décadas más tarde, cuando los mismos temas de sexualidad y supuestas irregularidades surgieron en El evangelio según Jesucristo (1991), que describe a Jesús como falible, apasionado e interesado en el sexo, Saramago se enfrentó a una reacción tan violenta en Portugal que tuvo que exiliarse en España.


El autor también describe los malos tratos infringidos hacia una mujer por parte de su marido y deja claro su menosprecio por estas actividades machistas contra el género femenino. El propio Saramago dijo que Claraboya era una obra difícil "para la época" en la que se pretendía publicar (años 50) porque aparecen "violaciones, malos tratos o relaciones lésbicas".




DETALLES DEL LIBRO

EDITORIAL:

Debolsillo; (2021)

Nº DE PÁGINAS:

416

OPINIONES:

4.5/5 estrellas




BREVE BIOGRAFÍA DE SARAMAGO


Click en este enlace: Biografía de José Saramago.



BIBLIOGRAFÍA DESTACADA


Entre sus muchas obras cabe destacar:



Espero que te haya gustado esta reseña, la he escrito con mucho cariño. Si tienes algún comentario estás invitado/a a compartirlo con el blog en la sección de comentarios. Gracias



 

También te puede interesar:


 

Este blog usa enlaces de afiliación de Amazon. Si compras algo a través de ellos, apoyas mi trabajo con un pequeño porcentaje de lo que gastes, sin coste extre para ti. Gracias








0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Únete a mi lista de correo electrónico

¡Gracias por suscribirte!