Buscar

Reseña: "La caverna" de José Saramago. La sociedad, Platón y el eterno retorno


ÍNDICE

- Introducción

- De qué trata

- Mi reseña

- Curiosidades que me gustaron

- Breve biografía del autor

- Bibliografía destacada de Saramago



INTRODUCCIÓN


En el año 2000, después de ganar el Premio Nobel de Literatura, José Saramago publicó La caverna, una novela narrativa sobre la conexión humana en un momento de incertidumbre. En ella se plantea el mito de la caverna de platón y el eterno retorno. El libro esconde en su interior - entre líneas - pensamientos filosóficos interesantes.

Aquí te traigo mi reseña del libro, que espero te anime a leerlo.


DE QUÉ TRATA


La caverna trata de un alfarero de 64 años, Cipriano, de de su hija, Marta y el marido de ésta, Marcial, que trabaja en un centro comercial de la ciudad. Cipriano vende todas las piezas de alfarería que elabora al el centro comercial, con el que tiene un contrato de exclusividad, por lo que depende del centro para vender su producción. El Centro lo decide todo; lo que vende y lo que no vende, y el alfarero no tiene potestad para cambiar nada.


La caverna de josé Saramago, contrada y contraportada de la edición Alfaguara

Cipriano va notando como los pedidos son cada vez más escasos hasta que un día el Centro decide no comprarle más. Sus piezas ya no se venden porque ahora se fabrican unas piezas de plástico mucho más ligeras y duraderas. Cipriano se da cuenta de que su futuro peligra.


Además, el posible ascenso de su yerno en el Centro les obligaría a irse a vivir a la ciudad y les arrebataría la vida en el campo que tanto aman. A todo esto aparece una mujer llamada Isaura y el perro Encontrado (su nombre) que harán reflexionar a Cipriano y replantearse su vida.


La caverna de José Saramago y el alfarero en su torno, con la arcilla en las manos


MI RESEÑA


El título evoca la alegoría de Platón del mito de la caverna, sobre la tendencia humana a dejarse cautivar por las ilusiones en lugar de ver directamente la verdad. El libro es, en cierto modo, una reflexión sobre las variadas ilusiones contenidas en las vidas de las personas ordinarias.

Al leer la novela, somos testigos de la extinción de la producción de cerámica de Cipriano. Su barro se reemplaza gradualmente y se subcontrata a las fábricas, donde se produce una contraparte de plástico más duradera. El simbolismo es obvio, el ser humano se aleja de las actividades que le dan placer al mismo tiempo que le ayudan a subsistir y da la bienvenida a un mundo material que los somete a actividades de consumo, con la promesa de un placer escurridizo, que nunca parece llegar. Se pierden los negocios de familia, se empobrece la sociedad y se enriquece la élite.


El Centro comercial en La caverna viene a simbolizar las trampas de la vida moderna en comparación con las actividades simples que nos hacen humanos. Su geografía crea interesantes alusiones en la novela, basadas en una noción del choque entre la industria artesanal y la manufactura en masa en la era contemporánea.

El Centro es el enclave que alberga un conjunto de trabajadores, sus familias y un centro comercial que los mantiene prósperos, pero que está separado de la ciudad. Entre la ciudad y el Centro existe un espacio intermedio compuesto por un cinturón verde, una franja industrial y el pueblo más lejos. Cada espacio geográfico parece representar una era histórica distinta de modos de producción. Y en las profundidades del Centro, un equipo secreto de excavadores que reclutan al marido de Marta, descubren una antigua cueva con los restos óseos de prisioneros, que yuxtapone lo más lejano de la antigüedad y lo más lejano de la modernidad.



En la novela también se explora el concepto del eterno retorno; la idea filosófica, examinada en la filosofía occidental moderna por Nietzsche, de que el tiempo es cíclico y todo lo que ha sucedido antes volverá a suceder. Por lo tanto, cuando Saramago escribe que un personaje "estaba ocupado planeando artimañas, trucos, estrategias, evasivas y subterfugios", transmite la sensación de que esta persona está conectada con todas las demás personas que alguna vez tramaron engaños. Al lector no se le presenta un tipo específico de engaño, sino más bien la ligera impresión de actividades que caen dentro de esta categoría: la forma platónica del engaño.


Un rasgo interesante de la escritura de Saramago en este libro es su representación del diálogo sin saltos de línea ni comillas. Si bien esto dificulta la interpretación de qué personaje está haciendo qué comentario, revela cómo una discusión con otra persona también puede percibirse como una discusión con uno mismo. Muestra cómo nuestras contradicciones viven de nosotros y lo fácilmente que somos capaces de cambiar nuestras opiniones para poder conectarnos con los demás.


Curiosidades que me gustaron


Después de regresar a casa desde el Centro, Cipriano ve las trescientas figuras que había elaborado pero que no ya puede vender, y las imagina preguntándose por qué fueron creadas.

Más allá de la alegoría de estos personajes como humanos, cuestionando su propia existencia, es curioso cuando Cipriano se imagina que en el futuro arqueólogos llegarían a interesantes pero erróneas conclusiones sobre nuestra cultura a partir de estos artefactos.


DETALLES DEL LIBRO

EDITORIAL:

Debolsillo; (3 enero 2022)

Nº DE PÁGINAS:

400

OPINIONES:

4.5/5 estrellas

COMPRAR:



BREVE BIOGRAFÍA DEL AUTOR


Click en este enlace: Biografía de José Saramago.



BIBLIOGRAFÍA DESTACADA


Entre sus muchas obras cabe destacar:



Espero que te haya gustado esta reseña y que te haya servido de ayuda. Si tienes algún comentario estás invitado/a a compartirlo con el blog en la sección de comentarios. Gracias

 

También te puede interesar:





 

Este blog usa enlaces de afiliación de Amazon. Si compras algo a través de ellos, apoyas mi trabajo con un pequeño porcentaje de lo que gastes, sin coste extre para ti. Gracias






0 comentarios

Únete a mi lista de correo electrónico

¡Gracias por suscribirte!